REGONDI Login

El agua y la alimentación

El agua cumple un papel fundamental en el proceso digestivo. Por su pureza, la línea "Premium Light" de Regondi favorece la digestión y conserva el sabor natural de los alimentos.

 

Un vaso de agua, multiplicado en varias dosis por día, cumple muchísimas funciones positivas para nuestro cuerpo, y muchas de ellas tienen que ver con el estómago. Debido a que el agua es la encargada de diluir los nutrientes y vehiculizarlos para su digestión, resulta muy importante la calidad del líquido que bebemos. No nos olvidemos que la sangre está compuesta por un 90% de agua, y este líquido es el que le permite ir por el cuerpo distribuyendo nutrientes y oxígeno hasta las células, al mismo tiempo que elimina los productos tóxicos del metabolismo.

 


Pero sus funciones no terminan allí. También abarcan otras cuestiones que van desde cómo se la bebe hasta su participación en el cuidado del cuerpo. A continuación, algunas sugerencias para tener en cuenta:

 

  • Siempre después o antes, nunca durante: los especialistas recomiendan beber agua con más de 30 minutos de distancia de las comidas, ya sea antes o después de ingerir los alimentos. Debido a que el agua licúa los líquidos gástricos y retrasa la digestión, no es beneficiosa durante el almuerzo o la cena. Aunque algunas personas, cuando hacen dietas para bajar de peso, beben agua durante la comida con el fin de incrementar la sensación de saciedad y así comer menos.


  • Agua desmineralizada, mejor digestión: en el mercado existen diferentes tipos de agua, pero la que mejor lleva adelante el transporte de sustancias en el cuerpo es el agua pura, que en Regondi llamamos "Premium Light". Al ser desmineralizada (carece de minerales inorgánicos como sodio) facilita el traslado de los nutrientes ingeridos en las comidas.


  • Pura agua, puro sabor: el agua desmineralizada, a su vez, es una aliada del buen comer. La ausencia de químicos y minerales que se encuentran en el agua común permite disfrutar del verdadero sabor de aquellas bebidas preparadas con agua o de los alimentos.


  • Más edad, más agua: con el paso de los años, nuestro organismo requiere mayor cantidad de agua para ayudar al proceso digestivo. Las personas adultas deben beber suficiente agua y llevar adelante una dieta rica en fibras con el fin de evitar estreñimientos, gases, calambres o inflamaciones, entre otras afecciones del intestino.

 

 

Fuentes: "Vida Sana", H. y M. Diamond, Editorial Martínez de la Roca. Portal de Alimentación Sana (www.alimentacion-sana.com.ar). Ana González Román-Ferrer, ABC Dietas, España (www.abcdietas.com).

Anuncio:

Bienvenido a nuestro sitio en internet. Aquí encontrará toda la información sobre nuestra empresa, y los productos y servicios que ofrecemos con una trayectoria de 80 años en el mercado.
Gracias por confiar en nosotros.